Qué es, concepto, función, tipos y ejemplos

Explicamos qué es una premisa, su función en el pensamiento, las diferencias entre premisas mayores y menores, y varios ejemplos.

premisa
La naturaleza de un argumento depende de la relación entre las premisas y las conclusiones.

¿Qué es una premisa?

En lógica y filosofía, las premisas se denominan las oraciones iniciales de un argumento del que se puede sacar una conclusión. Este último debe derivarse o deducirse del primero mediante un procedimiento deductivo o inductivo que sea válido, es decir, forme un argumento lógico válido.

Esta palabra viene del latín. premisa«previamente enviado», formado a su vez por pre- («antes y medio (“enviar” o “echar”), por lo que siempre se refería a lo que se daba, a lo que inicialmente se poseía.

También el local son el punto de partida de un argumento, es decir, lo que ya sabemos o nos han dicho o dado, y de donde parte nuestro trabajo deductivo. Las pistas, en sentido figurado, que un detective tiene que juntar para llegar a una conclusión determinada, es decir, la historia de fondo, las hipótesis.

El estudio de las premisas se remonta a la antigüedad clásica, cuando los grandes pensadores griegos y romanos estudiaron la lógica y la retórica como formas de pensamiento, generalmente en torno al silogismo: una forma particular de pensar en la que se dan dos premisas, una general y otra particular, se obtiene una conclusión.

Como son proposiciones, las premisas siempre están confirmando o negando algoque puede ser general o particular, y por lo tanto puede ser verdadero o falso. Esta afirmación o negación se expresa en forma de oración, como «El clima en el Caribe es cálido» o «Todos los planetas son redondos» o «Ningún cerdo puede volar».

Sin embargo, no es la verdad o la falsedad de las premisas lo que determina si el argumento es válido o no, ya que se pueden inferir conclusiones verdaderas a partir de premisas falsas.

La naturaleza del argumento o razonamiento depende de la relación entre las premisas y las conclusiones. Por ejemplo, el razonamiento deductivo extrae una conclusión específica de premisas generales, mientras que el razonamiento inductivo va en la dirección opuesta.

También existen argumentos con una o más premisas, e incluso algunos que requieren premisas adicionales para llegar a una conclusión.

Te puede ayudar: razonar

tipos de premisas

Según el griego Aristóteles (384-322 aC) en sus estudios de silogismo, existen dos tipos de premisas involucradas en este tipo de razonamiento lógico: la premisa mayor y la premisa menor.

  • la premisa principal suele ser de carácter general y contiene el predicado de conclusión. Una declaración general es aquella que se refiere a un conjunto o total de ciertas cosas, por ejemplo, «Todos los hombres son mortales».
  • La pequeña premisa suele ser de un tipo específico y contiene el sujeto de la conclusión. Una declaración específica es aquella que se refiere a una cosa o tema específico, por ejemplo, «Juan es mortal».

Sin embargo, hay otro tipo de premisas, como las implícitas, que no se mencionan ni se entienden, como en el caso de: “Todos los hombres son mortales y Juan murió ayer”, en el que no es necesario explicar que Juan es un Hombre.

Ejemplos de premisas

Algunos ejemplos de premisas son los siguientes:

premisa principal: Todas las aves tienen pico.
menor: un pollo es un pájaro.
Conclusión: Todos los pollos tienen pico.

premisa principal: Ningún mamífero puede respirar bajo el agua..
menor: las ballenas son mamiferos.
Conclusión: Ninguna ballena puede respirar bajo el agua.

premisa principal: El sol está brillando.
menor: El sol es una estrella.
Conclusión: Las estrellas brillan.

Continuar con: tautología

referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.