Óxidos metálicos – término, uso, nomenclatura y ejemplos

Te explicamos qué son los óxidos metálicos, cómo se obtienen, cómo se denominan y para qué se utilizan. También qué son los óxidos no metálicos.

Óxido de metal químico
Los óxidos metálicos se forman cuando un metal reacciona con el oxígeno del aire o el agua.

¿Qué son los óxidos metálicos?

En química, los óxidos básicos u óxidos metálicos se denominan especies. compuestos moleculares formados por la combinación de un metal con oxígeno. En estos compuestos, el átomo de oxígeno tiene el estado de oxidación -2. Su fórmula general se puede expresar de la siguiente manera:

XdosOnorte

Donde X es el elemento metálico y n es la valencia del metal.

Por lo tanto, estos compuestos también se denominan óxidos básicos. reaccionar con el agua para formar hidróxidospor eso también se les llama bases. Este tipo de compuestos son muy comunes en la vida cotidiana porque los elementos químicos más habituales en la tabla periódica son precisamente los metálicos.

Los óxidos metálicos conservan algunas de las propiedades del elemento metálico, como la buena conductividad de la electricidad y el calor o sus altos puntos de fusión. Además, se presentan en los tres estados agregados de la materia.

Te puede ayudar: oxidación

¿Cómo se obtienen los óxidos metálicos?

Los óxidos metálicos, como ya hemos dicho, se forman cuando Todo metal se hace reaccionar con oxígeno.. Un ejemplo de esto es cuando un metal se oxida por estar en constante contacto con el oxígeno presente en el aire o el agua. Esta relación suele expresarse en la siguiente fórmula:

Oxígeno (O) + elemento metálico (X) = óxido básico o metálico.

Nomenclatura de óxidos metálicos

Existen diferentes sistemas de nomenclatura química. Para nombrar los óxidos metálicos utilizamos el sistema estequiométrico o sistemático (recomendado por la IUPAC) y el sistema STOCK. También existe un sistema de nomenclatura llamado «tradicional» pero poco utilizado en la actualidad.

Para poder nombrar los óxidos metálicos de acuerdo con estos sistemas, primero se deben considerar algunos aspectos:

  • Si el elemento metálico tiene un solo número de oxidación (por ejemplo, galio (Ga) solo tiene 3+):
    • Tradicionalmente. Se añaden sufijos y prefijos en función del estado de oxidación de los elementos metálicos. Por ejemplo: óxido de galio (GadosO3).
    • sistemático. Se nombran por el número de átomos de cada tipo en la molécula. Por ejemplo: trióxido de digalio (GadosO3).
    • ACAMPAR. El estado de oxidación del metal en ese compuesto se agrega al final del nombre en números romanos y entre paréntesis. Si el metal tiene un solo estado de oxidación, a menudo se omite el número romano. Por ejemplo: óxido de galio (III) u óxido de galio (GadosO3).
  • Si el elemento metálico tiene dos números de oxidación (Ejemplo: Plomo (Pb) tiene 2+ y 4+):
    • Tradicionalmente. Se añaden sufijos y prefijos en función del estado de oxidación de los elementos metálicos. Cuando el elemento tiene el estado de oxidación más alto se usa el sufijo -ico y cuando tiene el más bajo se usa el sufijo -oso. Por ejemplo: Óxido de plomo (PbOdos) en el estado de oxidación más alto (4+) y óxido de plomo (PbO) en el estado de oxidación más bajo (2+).
    • sistemático. Las reglas permanecen. Ejemplo: dióxido de plomo (PbOdos) cuando está en estado de oxidación (4+), y monóxido de plomo (PbO) cuando está en estado de oxidación (2+).
    • ACAMPAR. El estado de oxidación del metal en ese compuesto, si lo hay, se agrega en números romanos y entre paréntesis al final del nombre. Por ejemplo: óxido de plomo (IV) (PbOdos) y óxido de plomo (II) (PbO).
      Aclaración. A veces, los índices se pueden simplificar. Este es el caso del óxido de plomo (IV), que podría representarse como PbdosO4pero los índices se simplifican y PbO permanecedos.
  • Si el elemento metálico tiene tres números de oxidación (por ejemplo, el cromo (Cr) tiene principalmente 2+, 3+, 6+):
    • Tradicionalmente. Se añaden sufijos y prefijos en función del estado de oxidación de los elementos metálicos. Si el elemento tiene el estado de oxidación más alto, se agrega el sufijo -ic, para el estado de oxidación intermedio se agrega el sufijo -oso, y para el estado de oxidación más bajo se agrega el prefijo -hypo, seguido del nombre del metal, seguido por el sufijo -oso. Por ejemplo: óxido de cromo (CrO3), cuando tiene el estado de oxidación (6+), óxido de cromo (CrdosO3) cuando está en estado de oxidación (3+), y el óxido hipocrómico (CrO) cuando está en estado de oxidación (2+).
    • sistemático. Las reglas permanecen. Por ejemplo: monóxido de cromo (CrO) cuando tiene el estado de oxidación (2+), trióxido de dicromo (CrdosO3) cuando está en estado de oxidación (3+) y trióxido de cromo (CrO3) si tiene el estado de oxidación (6+).
    • ACAMPAR. El estado de oxidación del metal en ese compuesto, si lo hay, se agrega en números romanos y entre paréntesis al final del nombre. Por ejemplo: óxido de cromo (II) (CrO), óxido de cromo (III) (CrdosO3) y óxido de cromo (VI) (CrO3).
  • Si el artículo tiene cuatro números de oxidación (el manganeso (Mn) tiene principalmente 2+, 3+, 4+, 7+)
    • Tradicionalmente. Cuando el elemento tiene el estado de oxidación más alto,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.