Justificación de un proyecto: qué es, cómo se hace y ejemplos

Explicamos qué es la elegibilidad de un proyecto, qué problemas aborda y cómo se lleva a cabo. También un ejemplo detallado.

Justificación de un proyecto.
La justificación de un proyecto explica por qué y para qué se lleva a cabo.

¿Cuál es la justificación de un proyecto?

La justificación es una de las secciones más comunes de cualquier investigación u otro proyecto. Consiste en una explicación razonada de los motivos que motivan la realización del proyectotrata de responder a la pregunta «¿Por qué?» o «¿Para qué?“. Es común que se exprese junto con los antecedentes del proyecto.

Generalmente, una justificación aborda preguntas como:

  • El trasfondo del proyecto y la forma en que el proyecto se vincula a tal tradición o trayectoria, es decir, cómo se ubica en su campo específico.
  • La importancia y relevancia del proyecto. en su campo específico de conocimiento o actividad, es decir, su contribución específica a la humanidad.
  • Las novedades o innovaciones que ofrece futuros lectores e investigadores en este campo.
  • La forma en que se tratan los aspectos teóricosmétodos metodológicos y prácticos en la ejecución del proyecto.
  • Si es así, esto también debe abordarse. la viabilidad económica o logística del proyectodados los posibles resultados obtenidos.

Una justificación puede ser tan extensa como sea necesario, pero generalmente se prefiere una descripción general lo más detallada posible, especialmente para proyectos factibles.

Ver también: justificación de una investigación

Importancia de la justificación del proyecto

La justificación es una sección crucial para Explicar el alcance y las limitaciones del proyecto.así como sus eventuales resultados y posibilidades.

La presentación detallada de lo que se quiere lograr, cómo y para qué, permite comprender de qué se trata la implementación del proyecto. esta Esto es particularmente importante cuando se trata de solicitar financiación., o incluso si decidimos ir a la universidad o estudiar. Imaginemos que justificación se llama así porque justifica, es decir, pone en el contexto adecuado lo que estamos proponiendo.

¿Cómo se justifica un proyecto?

Para justificar un proyecto, es recomendable responder primero con más detalle a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién ha tratado el tema que nos ocupa?

Este es nuestro punto de partida en cualquier investigación. Permite formular algunos antecedentes, ya sea como una sección explicativa independiente o como una primera parte, que también servirá como introducción al lector.

¿Ha habido proyectos similares en el pasado o estamos inaugurando un área? ¿Abordaron problemas exactamente iguales o remotamente similares? ¿Qué logros han obtenido y dónde han faltado? ¿En qué se diferencia nuestro proyecto?

  • ¿Por qué queremos llevar a cabo el proyecto?

Gran parte de esta respuesta quedará clara si respondemos bien a la pregunta anterior. Ningún proyecto surge de la nada, y el contexto temático e histórico del tema de investigación o proyecto factible debe sondearse muy bien en la introducción o planteamiento del problema.

Por lo tanto, no debería ser difícil decir cuál es el significado de nuestras intenciones. ¿Revolucionaremos el campo del conocimiento? ¿Probaremos y verificaremos una idea específica? ¿Conseguiremos hacer lo que otros no pudieron?

  • ¿Cómo planeamos llevar a cabo el proyecto y qué recursos requeriría?

Nuevamente, si tenemos una respuesta clara a la pregunta anterior, no debería costarnos demasiado. Se trata de explicar, desde un punto de vista metodológico, teórico y práctico, cómo lograríamos este propósito, que explicamos anteriormente y que, por cierto, coincide con los objetivos generales y específicos del proyecto (otro apartado).

¿Qué tipo de recursos (materiales, intelectuales, etc.) necesitaremos y de qué manera? ¿Cómo nos desharemos de ellos? ¿Tenemos un plan para alcanzar nuestras metas?

  • ¿Por qué planeamos hacerlo de esta manera?

La última pregunta a responder cierra la sección y es la conjugación de las anteriores. Si sabemos cómo lo han intentado antes, sabemos cómo vamos a intentarlo y sabemos por qué, es completamente posible responder por qué.

Es decir, ¿en qué se diferencia nuestro método de los anteriores y cómo responde a hacer de nuestro proyecto algo valioso? ¿Qué parte de nuestra forma de trabajar servirá a las generaciones futuras? ¿Vamos a demostrar algo con esto? ¿Será una experiencia reproducible en el futuro?

Después de responder a todas estas preguntas, casi hemos terminado con nuestra justificación. Basta entonces con afinar y unificar la escritura, agregar gráficos, diagramas o citas o lo que necesitemos para sustentar lo dicho.

Ejemplo de la justificación del proyecto

A continuación, desarrollaremos brevemente un ejemplo de cómo se pueden responder estas preguntas para crear una justificación, utilizando el caso hipotético de un proyecto de vacuna contra el Covid-19, cuya información…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.