Enlaces gramaticales – Qué son, funciones, tipos y ejemplos

Te explicamos qué son los enlaces gramaticales, cuál es su función, qué tipos hay y ejemplos de cada uno.

enlaces gramaticales
Los enlaces gramaticales permiten asociar o subordinar una oración a otra.

¿Qué son los enlaces gramaticales?

En gramática se conoce como enlazar a un tipo específico Palabras o morfemas que cumplen la función de nexos de unión entre oraciones o entre frases. Es decir, dentro de la sintaxis, actúan como puente entre una parte del discurso y otra, a la vez que otorgan un significado específico a lo dicho.

Más simplemente, son partículas gramaticales que permiten asociar o subordinar una oración a otra, o un fragmento de oración a otra.

Los enlaces son una parte indispensable del discurso lingüístico y juegan un papel importante en dar coherencia al texto, es decir, manteniéndolo unido y manteniendo sus partes en relación entre sí. Sin embargo, estos no son términos invisibles o inofensivos, también tienen un significado, un significado.

El efecto que tienen los enlaces en las oraciones, dependiendo de su significado, puede ser:

  • Coordinador. Si el enlace funciona como unión entre palabras de la misma categoría o entre oraciones.
  • subordinar. El nexo puede pertenecer a una variedad de palabras y dar a una oración un rango más bajo o una dependencia de la otra.

En este último caso, se utilizan relaciones semánticas de precedencia (que indica que algo sucede antes que otra cosa), simultaneidad (que indica que algo sucede simultáneamente con otra cosa) o subordinada (que indica que algo sucede después de otra cosa).

Te puede ayudar: conjunciones

tipos de enlaces

A continuación, clasificaremos los enlaces en español y daremos un ejemplo, teniendo en cuenta la distinción hecha anteriormente entre enlaces coordinados y subenlaces:

  • conexiones coordinadas. Las que ejercen efectos del tipo coordinante, y estas a su vez pueden ser:
    • copulativo. Las que sirven para conectar o añadir elementos, como por ejemplo: y, y, ninguno de los dos, Qué. Por ejemplo: “Compré papas y Calabazas», «No conseguí ningún pescado ninguno de los dos Carne».
    • disyuntivo. Los que, por el contrario, hagan una separación o una elección entre los términos, tales como o, o, ya, o Bien. Por ejemplo: «¿Quieres salir? o quedarme en casa?», «No sé si debo aceptar tu sugerencia, Oh si rechazarlo.»
    • Desventaja. Las que expresan un claro contraste entre términos, o algo que ocurre a pesar de otra cosa, como por ejemplo: más, pero, pero, aunque, De lo contrario, sin embargo. Por ejemplo: «Quiero comer pasta, pero Estoy muy gorda”, “Vivimos tiempos difíciles, aunque todavía tenemos esperanza”.
    • ilusorio. Las que permiten mantener el hilo del discurso o mostrar la relación de lo dicho con las ideas por venir. Por ejemplo: con que, Bien, luego, con el fin de, incluso, con el fin de, por esta razón. Por ejemplo: «Mis padres me prohibían salir de casa, Por lo tanto, No pude ir a la fiesta”, “Este señor me parece sospechoso, Bien No está usando sus guantes».
  • Enlaces infantiles. No obstante, las que ejercen efectos de tipo subordinado, y que pueden ser de distintos tipos gramaticales, se clasifican según el tipo de subordinación que producen de la siguiente manera:
    • subordinación material. Ocurre cuando una cláusula se introduce en otra cláusula principal para que funcione como un sustantivo o sintagma nominal. Los enlaces más utilizados para esto son: cual, el hecho de que, Qué, cuyoy se suelen clasificar según el rol sintáctico que cumple el sustantivo: sujeto de la oración, objeto directo, etc. Por ejemplo: “El doctor me dijo Qué Necesito hacer más ejercicio” (objeto directo), “El hecho de que Si fumas tanto, vivirás menos” (sujeto).
    • subordinación adjetiva. Ocurre cuando la oración o el elemento introducido cumple el rol de un adjetivo en la cadena de la oración, por ejemplo, complementando un sustantivo o caracterizando al sujeto. Suele utilizar enlaces como: cual, cual, Qué, quien cuyo. Por ejemplo: «Ha llegado mi prima, el hecho de que tiene sinusitis», «Compró un televisor, cuyo Los colores son HD.
    • subordinación adverbial. Como su nombre lo indica, ocurre cuando la cláusula subordinada o partícula cumple el rol de un adverbio dentro de la cláusula principal, lo que puede ocurrir de dos maneras diferentes:
      • subordinación incómoda. Cuando el subordinado actúa como complemento de circunstancia, es decir, contextualmente: temporalmente (Cuándo, Tiempo, despuésetc.), locales (Donde, Donde, Acerca deetc.), modales (Qué, de acuerdo a, cómo, con el fin deEtc..) o comparativa (como, más que, menos que, Etc). Por ejemplo: «Me desperté Cuándo mi madre lloraba», «encontró un hoyo Donde pasó la noche», «salió a la calle, cómo no le pasaría nada”, “La noche fue con el fin de frío Qué lo peor del invierno.
      • subordinación lógica. Si la subordinada actúa como conector lógico, es decir, indica una relación entre los conceptos que contiene: causal (allí, Dado queetc.), consecutivos (con el fin de, con el fin de, con el fin deetc.), concesivas (aunque, de más deetc.), terminando (con el fin de, considerar, con el fin de) o condicional (, si, Etc). A través de…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.