Elementos del Delito – Qué son, para qué sirven y sus características

Te explicamos cuáles son los elementos del delito, cómo se clasifican, cuál es la relación entre ellos y cuáles son sus características.

elementos del crimen
Los elementos del delito son positivos si resultan en una condena o negativos si son absueltos.

¿Cuáles son los elementos del delito?

Según la teoría general del delito, los elementos del delito o los elementos del delito son las características y los ingredientes esenciales que componen todo delito. A través de ellos es posible estudiarlo a través de una descomposición estructural.

estos artículos no son independientes. De hecho, en cada caso concreto, son tenidos en cuenta por los jueces o las autoridades competentes para iniciar el proceso penal.

No existe un consenso preciso y universal sobre cuáles son los elementos del delito, ya que existen diferencias en las diferentes jurisdicciones sobre esta materia. Éstas se clasifican en positivas o negativas según conduzcan a la condena o absolución del imputado.

A grandes rasgos, son los siguientes:

  • Temas del Crimen. Las personas o personas que intervienen en la comisión de un delito y que, en función de su papel en el mismo, pueden ser:
    • Tema activo. La persona física que comete el delito.
    • tema pasivo. La persona que sufre el delito, ya sea persona natural (persona física) o persona impersonal (persona jurídica o jurídica).
  • La acción del crimen. Todo delito es una acción u omisión voluntaria de un individuo (acto reus) y que da lugar a la infracción. Estos actos deben hacerse de manera intencional, voluntaria y consciente, de modo que un sonámbulo, un maníaco o una persona inconsciente no tenga la culpa de la acción u omisión cometida, ni un epiléptico de las convulsiones de su cuerpo.
  • La tipicidad del delito. Por «tipicidad» se entiende la adecuación del hecho a los delitos tipificados en la ley, es decir, al tipo de delito de que se trate, sus características y elementos de prohibición, etc. En definitiva, todo lo ilícito debe ser considerado en la ley.
  • La ilegalidad del delito. Cuando hablamos de “ilegalidad” nos referimos exactamente a lo contrario de la ley: que un acto viola esencialmente el ordenamiento jurídico aplicable. Por lo tanto, los delitos son hechos ilícitos que se declaran como tales en comparación con lo previsto en el ordenamiento jurídico de la nación. Los hechos antijurídicos carecen de toda justificación posible, ya que no corresponden a una norma jurídica expresa.
  • La culpabilidad del crimen. En este caso, se trata de una relación psicológica entre el autor y el delito cometido según cuatro formas generales de culpa o responsabilidad:
    • Imprudencia. Cometer un delito tomando medidas puede hacer más para evitarlo.
    • Negligencia. Cometer un delito por inacción.
    • Imperio. Cometer un delito por falta de los conocimientos mínimos necesarios para hacer lo que se hizo.
    • incumplimiento de la normativa. Ocurre cuando se violan las normas conocidas (cayendo así en la imprudencia) o cuando se sabe que hay normas que se ignoran (cayendo así en la negligencia).
  • responsabilidad penal del delito. Este hecho, que es objeto de acalorados debates en determinados ordenamientos jurídicos, exige la existencia de una pena imponente una vez probados los demás elementos del delito en el caso de que se trate.

Continuar con: Legalidad

referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.