Concepto, ejemplos, tipos, significado y teorías

Te explicamos qué es la motivación, las teorías que la explican y ejemplos. También diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca.

motivación
La motivación es la fuerza que nos impulsa a iniciar o mantener una acción.

¿Qué es la motivación?

Generalmente, cuando hablamos de motivación, nos referimos a las fuerzas internas o externas que actúan sobre una persona para iniciar, dirigir o sostener un comportamiento. En la jerga técnica, muchos autores la definen como «la raíz dinámica del comportamiento», lo que significa tanto Cada forma de comportamiento nace de algún tipo de motivo..

en pocas palabras, la motivación es los energía psíquica que nos insta a realizar o mantener una acción o un comportamiento. Su desaparición significa necesariamente el abandono de lo que se está haciendo. Por lo tanto, es mucho más difícil alcanzar las metas cuando falta motivación.

La motivación nos permite formar hábitos, probar cosas nuevas, esforzarnos en una tarea que encontramos gratificante o productiva, e incluso es necesaria para satisfacer ciertas necesidades básicas.

Por otro lado, se puede distinguir entre:

  • motivación positiva Invita a la acción para obtener una ventaja.
  • motivación negativa. Se toman medidas para evitar posibles consecuencias negativas.

Te puede ayudar: optimismo

teorías de la motivación

La investigación de la motivación abarca diferentes perspectivas y enfoques desde las diversas ramas y áreas del conocimiento psicológico. A grandes rasgos, podemos identificar cuatro teorías diferentes sobre el tema:

  • teoría del contenido. Propone entender la motivación en términos de su conexión con las necesidades humanas, tal como la entendió Maslow en su famosa pirámide, en la que representó la jerarquía de las necesidades humanas. De acuerdo con este enfoque motivacional, siempre hay alguna necesidad insatisfecha detrás.
  • teoría de los incentivos. Este enfoque asume que la motivación es el resultado de un estímulo o incentivo, material o de otro tipo, que afecta el comportamiento de manera positiva (incitación a actuar) o negativa (inhibición de la acción). Estos incentivos se denominan reforzadores y sus efectos son refuerzos positivos (que ofrecen una oportunidad de recompensa) o refuerzos negativos (que ofrecen una oportunidad de castigo).
  • Teoría de la reducción de impulsos. Esta teoría se basa en la idea de que los humanos tienen instintos básicos (hambre, sed, etc.) que ganan fuerza y ​​motivación con el tiempo cuando están insatisfechos y también pierden fuerza cuando están satisfechos, es decir, reducidos.
  • Teoría de la disonancia cognitiva. No es exactamente una teoría motivacional, pero se le puede aplicar. Establece que los individuos buscan activamente reducir su sentido de disonancia subjetiva con el mundo que los rodea, con sus propios deseos o sentimientos, y con los demás. Es decir, las personas tienen un impulso motivador que las impulsa a emprender acciones para corregir directa o indirectamente otras dolencias y percepciones.

importancia de la motivación

La psicología está muy interesada en la motivación. Por un lado, es la fuente de energía para hacer las cosas que sugerimos. Por otra parte, es un factor que afecta a otras variables emocionales y psicológicos como estrés, autoestima, concentración, entre otros.

Pero en la vida cotidiana, poder mantenerse motivado es fundamental para cumplir con muchas de las tareas que, de una forma u otra, implican algún tipo de esfuerzo o postergación del placer. Tan sencillo como eso, sin motivación, la acción se vuelve difícil, lenta o insostenible en el momento.

Ejemplos de motivacion

La motivación juega un papel importante en nuestra vida diaria. Cuando nos proponemos comenzar un nuevo hábito o romper uno que ya no queremos, nuestro éxito o fracaso depende en gran medida de cuán motivados estemos.

Por ejemplo, una persona que quiere dejar de fumardependiendo de tu motivación interna y externa, lo lograrás con mayor o menor facilidad.

Sus motivaciones pueden ser variadas. Por ejemplo, puede estar motivado por la presión social. O porque el médico le advirtió que tenía una enfermedad que empeoraría fumando. Otra motivación sería que tu pareja te diera un ultimátum. Dependiendo de los valores individuales, cada escenario es más o menos motivador.

Motivación intrínseca y extrínseca

Generalmente se reconocen dos tipos de motivación: intrínseca y extrínseca, dependiendo de si provienen de adentro o de afuera.

  • motivación intrínseca. Se trata de la motivación que nace en el propio individuo, es decir, en sus propios deseos de satisfacción de necesidades, de autorrealización y/o de propósito personal, independientemente de la validación externa o recompensa que la conducta pueda traer. Generalmente es la forma de motivación más valiosa y productiva, ya que genera altos márgenes de compromiso por parte de los empleados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.