Ciclo del carbono – concepto, proceso y significado

Te explicamos qué es el ciclo del carbono y en qué consiste este ciclo biogeoquímico. A esto se suma la importancia que tiene para la vida.

Ciclo del carbono
El ciclo del carbono fue descubierto por los científicos Joseph Priestley y Antoine Lavoisier.

¿Qué es el ciclo del carbono?

El ciclo del carbono se conoce como el ciclo biogeoquímico del intercambio de sustancias (particularmente compuestos carbonosos) entre la biosfera, la pedosfera, la geosfera, la hidrosfera y la atmósfera terrestre. Fue descubierto por los científicos europeos Joseph Priestley y Antoine Lavoisier.Junto con el agua y el nitrógeno, forma parte de los ciclos que posibilitan la sostenibilidad de la vida en nuestro planeta.

Aceptado El carbono (C) es un elemento clave para la vida y para la mayoría de los compuestos orgánicos conocidos, interviene en numerosas sustancias de origen orgánico (e inorgánico), en una transferencia continua que permite su reutilización y reciclaje, manteniendo el contenido de este elemento en un equilibrio global.

el carbono en el mundo viene en diferentes formas y áreas: en depósitos minerales de carbono subterráneos, en forma de carbono inorgánico disuelto en agua de mar, en dióxido de carbono en la atmósfera (producido por emisiones volcánicas o por la respiración de los seres vivos), en procesos de descomposición de materia orgánica en pantanos y otros suelos.

En términos generales, las reservas de carbono son: el carbono atmosférico, los niveles de seres vivos en la biosfera (incluida la vida marina y acuática), el carbono disuelto en el agua de mar y depositado en el fondo de los océanos, y los depósitos minerales de la corteza terrestre, incluidos los depósitos de petróleo y otros hidrocarburos.

Las rutas de intercambio entre estos depósitos son:

  • Los procesos de fermentación y descomposición. Los grandes yacimientos de materia orgánica son ricos en carbono y en organismos que viven de la descomposición y transformación de esta materia, obteniendo a cambio energía y gases como el metano (CH4) o COdos.
  • respiración y fotosíntesis. Junto con otros procesos bióticos metabólicos, estos procesos liberan o secuestran dióxido de carbono de la atmósfera como subproducto o entrada de sus vías bioquímicas. El carbono en COdos es absorbido por las plantas y liberado junto con el vapor de agua cuando los animales respiran.
  • Intercambio gaseoso oceánico. El agua de los océanos se evapora por la acción del sol, según determina el ciclo hidrológico. El vapor de agua resultante, que se libera a la atmósfera, también promueve el intercambio de gases entre la atmósfera y el océano, lo que significa que el carbono se disuelve en el agua y se fija allí por el plancton fotosintético.
  • procesos de sedimentacion. Tanto en la tierra como en el mar, el exceso de carbono se acumula en la materia orgánica en descomposición que no es capturada ni procesada por las formas de vida en descomposición, en el fondo de los océanos o en las diversas capas de la corteza terrestre, donde forma fósiles, depósitos de hidrocarburos o sedimentos reactivos.
  • Combustión natural o por manos humanas. Los procesos industriales humanos y los incendios forestales espontáneos deben ser considerados en el ciclo del carbono, ya que son los responsables del incremento anual de carbono en la atmósfera en forma de gases de efecto invernadero. Esto se debe a la quema de combustibles fósiles, la liberación de gases orgánicos producidos por la industria humana o posibles emisiones volcánicas naturales.

Todos estos procesos ocurren simultáneamente, formando un circuito de delicado equilibrio que permite que el carbono circule en diferentes ambientes y como parte de sustancias de muy diversa índole. Una interrupción en este ciclo significa el empobrecimiento de muchas áreas vitales y posiblemente el final de la vida como la conocemos.

Ver también: ciclo del nitrógeno

referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.